.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Todas las fotografías que aparecen en este blog forman parte del Archivo Fotográfico de Maluenda de Jesús Gil Alejandre.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

domingo, 21 de junio de 2015

SANTOS 2015

Maluenda celebró el día 20 de junio su tradicional romería a la ermita de los Santos Gervasio y Protasio. Este año hizo la fiesta Marisa Castañares.
Numerosos vecinos de Maluenda no se quisieron perder la fiesta, que una año más estuvo animada por la Charanga Pifola.

 
Familia San Evaristo-Castañares  y amigos en el día de la fiesta.
 

martes, 9 de junio de 2015

BARRIMPOLO

Barrimpolo está formado por las calles Somera y Santa Teresa de Jesús (que hasta 1972 se llamó calle Teruel). El cambio de calle se produjo con la venida del la reliquia del brazo incorrupto de Santa Teresa al convento de las Madres Carmelitas. Este año celebramos el V centenario del nacimiento de la Santa.



Plano de 1850 aproximadamente.
El nombre del Barrio procede de la familia Marín, conocida en Maluenda como los MARINES, donde el nombre de Polo fue pasando de generación en generación. Esta familia procede de la localidad de Enciso, en la Rioja. Es posible que toda la manzana de casas perteneciese a la familia de Polo Marín. Otro barrio, el del OLMO, se llamaba DEL CONDE, ya que uno de los descendientes de esta familia fue CONDE de BURETA.


Al entrar a la calle encontramos este arco de ladrillo
 
Esta misma casa conserva una galería de cuatro arcos, dos de ellos cegados, en ladrillo. Esta galería tiene la misma forma que los arcos que encontramos en patio interior del convento.
Posiblemente nos encontramos ante una de las casas más grandes del pueblo,
que como he dicho abarca casi la totalidad del barrio. Hoy en día pertenecen a tres familias diferentes.
Dentro de la casa de Pilar y Ángel Manuel podemos encontrar un bonito patio con sus arcos
y escalera de subida al piso superior.

La entrada al convento también es por Barrimpolo. Al pasar bajo la puerta de entrada hay una inscripción que reza:
Toda persona que entre por esta puerta con devoción gana quinientos treinta días de perdón de sus pecados.
 

Un poco más abajo encontramos esta casa que dicen fue cuartel de la guardia civil. Hoy en día dividida en tres casas particulares, quizás para muchos haya pasado desapercibida la galería de arcos ligeramente apuntados de la parte superior, hoy en día dos de ellos cegados..

Escondido en el callejón encontramos este arco.

La casa de Lamberto, por sus dimensiones, también es digna de destacar.

En el edificio de las monjas había una casa solariega, dice la Madre Superiora del convento que con varios escudos, uno de ellos puede estar guardado en el granero del convento. Quizás podría pertenecer a la familia de Doña María Navarro de Ezquiarra, viuda de D. Bartolomé Silverio Franco, fundadora del convento.


sábado, 6 de junio de 2015

CALLE SANTA JUSTA 12

Subiendo hacia Santa Justa llama la atención de los turistas el patio del número 12. Quizás para nosotros pase desapercibido, pues estamos acostumbrados a pasar por él a diario.
Este patio, que conserva en gran parte su estructura original nos ofrece algunas curiosidades que debemos conocer.

Arco de entrada en ladrillo que conserva la puerta original  de una sola hoja
con puerta pequeña central.
El patio conserva la escalinata para subir al piso superior, las dos puertas de la derecha nos introducen en el mundo de las bodegas. La primera se extiende por debajo de la casa calle abajo y la segunda se encuentra bajo el patio. También se conserva uno de los lagares más grandes de Maluenda.

La salida hacia los corrales y las cuadras se realiza bajo este extraño arco conopial con el centro desplazado.
 
Esta curiosa inscripción nos deja un hecho importante. En 1635 se helaron las viñas el día 1 de junio. Para esta casa, con uno de los lagares más importantes del pueblo es un dato muy importante que dejar reflejado en el patio. ¿Con qué estará escrito que no ha perdido ni el color?

La fachada también nos deja una curiosidad importante que no conserva ningún otro edificio del pueblo. La decoración tradicional de rectángulos que encontramos en muchas fachadas están decorados en su parte interior con pájaros, serpientes,, motivos vegetales, geométricos...
 
 
Si pasáis por la calle, entrad y echarle un vistazo, a los dueños no les importa.


martes, 2 de junio de 2015

ASÍ ERA LA PLAZA DE SANTA MARÍA

Los edificios de la plaza de Santa María (ahora D. Benito López López) han sufrido diferentes cambios a lo largo de los años, algunos hemos podido conocerlos, pero otros tendríamos que remontarnos muchos años en el tiempo. Las familias importantes del pueblo vivirían en esas casas.
Imaginad la plaza sin trinquete.


Recuerdo de los Quintos en el trinquete


Fijaos en esta foto en los sillares de la casa y en el arco de la puerta de casa de Octavio y Doloricas.


En esta fotografía se observa el arco y la puerta de entrada y la galería de arcos superior.

Fuente de la plaza


Casa de D. Benito


Casa de Luis y Bienvenida


Antiguo edificio adosado a la iglesia

Plaza

No encuentro ninguna foto que se vea con detalle la casa de la familia López Alonso.

domingo, 31 de mayo de 2015

LA CALLE MAYOR (o calle REAL)

Cada vez que bajo por la calle Mayor y me voy fijando en pequeños detalles que han sobrevivido al tiempo y a la piqueta, pienso lo impresionante que tenía que ser esta vía principal de nuestro pueblo, llena de casas solariegas, arcos de entrada, arcadas aragonesas, decoración en las fachadas y ventanales, arcos, rejas, escudos... Las personas que pasasen por la calle, vecinos del pueblo o de paso por Maluenda, tenían que admirar la grandeza del pueblo y de sus habitantes.

Por cierto esta calle se llamaba CALLE REAL, ya que pasaba el camino Real de Calatayud a Daroca.

Casa típica aragonesa. Representa a la arquitectura aragonesa en el Pueblo Español de Barcelona.
 

Arcada y decoración en yeso
 

Puerta principal de la familia Pérez de la Figuera.

Decoración del ventanal en yeso y decoración en fachada
 

Puerta de las caballerías

¿Hospital de Maluenda? ¿Entrada al barrio de San Miguel?
 
 

Arco de entrada. Al lucir la fachada se realizó el dibujo en yeso. 

Arco de entrada en ladrillo

Arco de entrada en ladrillo

Arco de entrada

Arco de entrada. Esta casa también conserva la decoración de la fachada.
 

Arco de entrada en piedra y puerta desaparecida
 
 
Piedra tallada para colocar la tejadera durante las tormentas. Esta casa tenía varios escudos en la fachada
 
´Decoración del ventanal desaparecida
Se observa el arranque del arco de entrada en ladrillo.
Esta casa tiene sillares en su parte inferior y arcos cegados en la parte superior.
 
Arco en la casa de la Plaza en ladrillo
Parte superior del arco de entrada en ladrillo


Entrada principal a la casa del arco, encima de esta parte de la casa
 se observa una torre en una fotografía antigua
 
Arco de entrada en ladrillo
 

Casa del Arco con decoración pintada en forma de ladrillos.
Se observa la decoración de los antiguos vanos de los ventanales.
Curiosa la ventana blindada.
 
Arco de entrada al pueblo. Balcón, escudo y decoración de la fachada


Decoración del Portal Bajo
Recientemente dos familias de esta calle han construido sus viviendas y han decido utilizar el arco en sus puertas de entrada. Sabia decisión.

Arco de reciente construcción


Arco de reciente construcción

CURIOSIDADES DE MALUENDA: UN PELÍCANO EN EL RETABLO MAYOR

El retablo mayor de la iglesia de Santa María de Maluenda guarda más de una curiosidad que iremos descubriendo poco a poco. Hoy me voy a centrar en un pelícano con sus tres crías que se encuentra sobre la talla de la Virgen.



¿Por qué nuestros antepasados quisieron  representar la figura de un pelícano en este retablo?
Cuenta la leyenda que la hembra del pelícano es capaz de herirse el pecho con su pico y sangrar para alimentar a sus crías y así salvarlas, ofreciéndoles su propia vida. Este hecho hizo pensar a los antiguos que el pelícano era símbolo del sacrificio absoluto y representa a Cristo que derramó su sangre en el sacrificio de la cruz, entregándose y llegando a morir para salvar a la humanidad.
San Agustín señala que mientras la serpiente (representante del mal) es capaz de comerse a sus propias crías, el pelícano se abre el pecho para que su sangre les devuelva la vida. Y como tal aparece en la iconografía cristiana sobre todo a partir del s. XIII en que simboliza a Cristo derramando su propia sangre en la cruz, hecho que recuerda el acto de amor y de entrega, que es el sacrificio de Cristo, actualizado en la Eucaristía.
La Eucaristía es el momento en el que el mismo Cristo nos alimenta con su cuerpo y su sangre para salvarnos. Así como el pelícano da la vida por sus crías, Cristo da la vida por nosotros para que podamos tener vida eterna, y así como las crías no podrían vivir sin la carne que les da, tampoco nuestro alma podría vivir sin el alimento de la Eucaristía: el Cuerpo y la Sangre de Cristo.