.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Todas las fotografías que aparecen en este blog forman parte del Archivo Fotográfico de Maluenda de Jesús Gil Alejandre.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

lunes, 22 de marzo de 2010

Semana Santa en Maluenda (III)

La procesión de la Vera Cruz, el día de Jueves Santo, es una de las más recordadas por los mayores de nuestro pueblo porque en ella se cantaba el canto del "la vacía". Como todos los actos religiosos de la Vera Cruz, la procesión salía de la Iglesia de Santa Justa.



Presidía la procesión una gran cruz de madera, que todavia se conserva en Santa Justa, con unas asideras para llevarla, de la cual colgaba una cinta blanca, que representaba la sábana con la cual bajaron a Jesucristo de la Cruz. En el crucero había pintada una cara de Cristo. Cuenta Leoncio que esta Cruz solían portarla los antepasados de Miguel y José Antonio García.
También salía la peana de la Vera Cruz bajo paleo.



Este día se realiza la procesión más larga del año, que pasa por debajo del arco, lugar donde la tradición dice que estaba la Vera Cruz y se daba la vuelta en el actual cuartel de la guardia civil. Como ahora, había paradas en el arco, obrador, convento y barrimpolo y el arco se iluminaba.

La mayoría de nuestros mayores recuerdan este día porque se cantaba el canto de la Vacía y el miserere. Recuerdan que Miguel “el esquilador” la cantaba y los chicos le iban respondiendo.

La Vacía recuerda la Pasión de nuestro Señor Jesucristo en 63 estrofas que se han podido recuperar gracias a que en el año 1971 Adoración López Florentín las escribió.

Así comienza:

Bañando están las prisiones

con lágrimas que derrama

aquel Señor Soberano

digno de tanta alabanza...
Con lágrimas y suspiros

así dice estas palabras:

Cristiano cuanto me cuestas

hombre, y que mal me pagas...

Sería una bonita costumbre su recuperación, ya que el canto del Miserere se ha recuperado gracias la constancia de Calín en estos últimos años.

Dicen las dos primeras estrofas del Miserere:

Miserere mei, Deus:
secundum magnam
misericordiam tuam.

Et secundum multitudinem
miserationum tuarum,
dele iniquitatem meam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario