.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Todas las fotografías que aparecen en este blog forman parte del Archivo Fotográfico de Maluenda de Jesús Gil Alejandre.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

domingo, 12 de junio de 2016

El arte de hacer fruta

Estamos a acostumbrados en Maluenda  a escuchar frases como :
 
"¿Dónde trabajas? En la fruta", "Me voy a hacer fruta", "Me voy a hacer melocotones"
 
Pero fuera de nuestro entorno próximo no son frases comprensibles.
 
Hacer fruta es todo un arte, sobre todo cuando no existían las máquinas seleccionadoras ni los alveolos.  Cuando no se le daba cera a las manzanas ni se le quitaba el pelillo al melocotón.
 
Se forraba el cajón o banasta con papel de seda blanco y en él había que meter el mayor número posible de piezas de fruta , según la persona podía variar el peso entre un kilo o kilo y medio. Como un juego del Tetris que se diría ahora. Había que saber "carear", es decir, poner buena cara, dar la mejor presencia al cajón o banasta, colocando la fruta de mayor tamaño y con mejor presencia en la parte superior.
 
La presencia es fundamental, se compra y se come con la vista. Luego se adornaba con tirillas de plástico blanca, como las que nos ponen en las cestas de Navidad y se cubrían con una tapa de tablillas de madera para poder poner otra banasta encima.
 
El trabajo era fundamentalmente de mujeres, más hábiles a la hora de trabajar con las manos, de mujeres solteras, ya que cuando se casaban dejaban de trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario